Raíz Teatro: la Socratea Exorrhiza del medio escénico costarricense

  • Updated

Raíz Teatro: la Socratea Exorrhiza del medio escénico costarricense


Raíz Teatro cuenta con diez años de experiencia, a través de su trayectoria, se ha enfatizado en desarrollar espectáculos de pequeño formato. Esto quiere decir, que sus espectáculos son de corta o mediana duración y se caracterizan por no requerir gran parafernalia sino que se utilizan solo los elementos escenográficos indispensables, que a su vez, tienen la capacidad de trasladarse a diferentes espacios convencionales o no convencionales. En pocas palabras, la magia del pequeño formato le permite a Raíz Teatro girar, y de esta manera, visitar diferentes públicos con sus producciones.
Pensar en raíces y en moverse de un lado a otro inevitablemente me hizo recordar la Socratea Exorrhiza, más conocida como: La Palmera que Camina. ¿Conocen esa planta?
Es una de esas maravillas de la naturaleza que no dejan de sorprender. Tiene raíces aéreas las cuales le sirven para alejarse del punto de germinación si lo necesita porque comparte el punto de brote con otra planta o por inundación. También estas raíces aéreas les sirve para buscar luz procedente del sol. Según dicen, puede moverse más de veinte metros por año.¿Admirable no?
Como la palmera que camina, Raíz Teatro va de gira. Salir del espacio donde habitualmente se da función, siempre es buen entrenamiento para la persona intérprete: la prepara en el manejo del espacio escénico, en la proyección escénica, en la proyección vocal, entre otras habilidades claves para quien interpreta en una escena.
Una visita a un espacio que no es “del teatro”, sino que pertenece a otro contexto; lleva al intérprete escénico a acercarse a las experiencias cotidianas de las personas, a adentrarse en el mundo real. Ya no es visto como una historia de ficción en una caja negra, sino que está “en la iglesia de mi comunidad”, o “en la fiesta de despedida de soltera de mi amiga”; es parte del compartir de las personas, de lo que se construye día con día, se vuelve parte de la vida.
Llegar a esos espacios cotidianos le obsequia una gran oportunidad a la persona intérprete: Una conexión con el público más sincera, más íntima, más honesta, con apertura. Ya no como un ente externo, sino como parte de la realidad. Y al mismo tiempo, le da cabida al público para adentrarse en el teatro, sentirse cómodo, empoderarse, no ver, sino vivir la historia; construirla, ser parte de ella.
Mi experiencia como actriz en Raíz Teatro inició con el Proyecto A Calzón Quita´o, estructurado a base de unipersonales que hablan de temas que normalmente no son hablados, ni en el teatro, ni en la vida. Este espacio donde concebí, creé (al lado de LaPey) y posteriormente ejecuté mi propio discurso; me permitió crecer muchísimo como ser humano, pues en el camino hice valiosos descubrimientos sobre mí misma y que esos descubrimientos podrían aportar a una conciencia colectiva que genere un mejor convivir social.
Pero sobre todo, me permitió generar confianza en mí como intérprete, dejar de tener susto por lo que podría salirse de control. Permitirme jugar con mis habilidades escénicas y el conocimiento de mi propio discurso. Entregando mi creación, mi ejecución; entregando el control. Así fue como abrí una puerta con posibilidades que no podría haber imaginado que existían, accedí a la posibilidad de que en cada función se pudiera construir con las personas que estaban ahí, en ese espacio que habitábamos juntes, nuestro discurso; transformar el unipersonal en multipersonal pero unisentir.
¡Raíz Teatro gira! Gira para permitir el crecimiento de sus intérpretes en escena y en la vida; como la Socratea Exorrhizaque tiene raíces áreas que se desplazan para darle mayor estabilidad y soporte a su tallo. Cada gira es una experiencia única, una función irrepetible, lo que nos permite expandirnos, agarrar cancha, apropiarnos del discurso y poder compartirlo con otros corazones. Como la palmera que camina, que se expande a nuevas áreas como ramas o troncos muertos de otros árboles para seguir creciendo.

Con nuestras raíces móviles hacemos crecer el teatro, llevándolo a espacios donde no existía, haciéndolo florecer en personas que no lo conocían, permitiéndonos fortalecernos como colectivo humano. Raíz Teatro es la Socratea Exorrhizaen el arte escénico costarricense, porque después de diez años de desplazarse, no se ahoga fácilmente, con cada gira se vuelve más fuerte.
Janil Johnson Vargas
Actriz y Facilitadora de procesos pedagógicos

Leave a Reply