Del proceso Agárrense 2016-2017 de Raíz Teatro. Parte II: La Actuación y la Puesta en Escena

  • Updated

Del proceso Agárrense 2016-2017 de Raíz Teatro. Parte II: La Actuación y la Puesta en Escena

Agárrense, nuestra versión, se propuso conversar con nuestros espectadores un poco sobre la masculinidad. Discutir la masculinidad sin un discurso panfletario sino más bien desde la empatía y el compartir sincero con el público; lo que nos permite llevar un mensaje claro y conciso que cala en el espectador. Esto me queda clarísimo con los comentarios de los espectadores después de la función, donde no solo se nota un agradecimiento sincero por el espectáculo (como actividad extra cotidiana y divertida) sino como una verdadera experiencia sensible y reflexiva. Diría que el público comunitario es el más sincero y del que se puede aprender más en términos de si estamos logrando nuestra tarea como artistas-comunicadores, artistas-generadores.

Agárrense, ha sido un proceso donde siempre me he sentido en disponibilidad para proponer y jugar con libertad. Esto, me hace sentir confiado y cómodo en todo momento.
P
ese a que aporté mucho durante los ensayos, creo que fuera de los horarios de ensayo pude haberlo hecho más. Es decir, quizá buscando teoría y llevando imágenes o momentos en específico, pensados para la pieza teatral.

Una producción teatral en Costa Rica requiere un alto trabajo en equipo. Por el momento, en este país, no se puede sólo actuar o sólo dirigir, todos los involucrados en el equipo deben comprometerse en varias tareas. Admito que quedé corto en la producción, no porque no crea que no colaborara; sino porque detalles como: mover públicos; no son mi fuerte. Compartí y hablé todo lo que pude sobre el montaje y sus temporadas; más reconozco que no soy tan incisivo en la venta de preventas y en el ser más insistente con las invitaciones y recordatorios para que la gente fuera a las temporadas.

Eso sí, fue un proceso de aprendizaje. Las dos grandes áreas en las que más aprendí fueron: mi trabajo como intérprete y en las dinámicas de un grupo independiente.

Como actor, el reto del monólogo me ayudó a trabajar la dosificación de la energía, la limpieza de la acción, a estar dispuesto en jugar sin que esto entorpeciera la puesta en escena. Cada función para mi sigue siendo una búsqueda de verdad escénica, de conectar realmente con el personaje y el público. Ser sincero siempre.

Y con relación a las dinámicas de grupo independiente; me refiero a que por suerte he podido trabajar con algunos grupos de teatro, pero no todos tienen tan claro el orden y la ética de trabajo como lo tiene Raíz Teatro. Orden y ética de trabajo, tan necesarios para darle peso y calidad a nuestra profesión. Esta experiencia la trato siempre de incorporar en Café a medias (grupo de teatro al cual pertenezco), ya que creo que en cosas tan simples como el orden y claridad en la gestión, o plantearse principios éticos claros y dialogados; podemos asegurarnos un entorno de trabajo saludable para todos.

Estefan Esquivel Valverde. Dramaturgo y Actor.

Leave a Reply

This Post Has One Comment