Sanar A Calzón Quita’o

  • Updated

Sanar A Calzón Quita’o



-¿Nos quedamos estudiando hoy para el examen de Patología Humana?
-Hoy no puedo. Iré a ver teatro. Nos vemos mañana.
No todo lo que necesitamos aprender está en los libros. Y la salud no está limitada al EBAIS, al Hospital o a la cabeza del médico o la médica. La salud es responsabilidad de todos y la conocemos y mejoramos al conversar, compartir experiencias y preguntar. Así que ya sabe, como dice Cristina Barboza: “¡Pregunte!”.
Una tarde, una estudiante de medicina y una actriz-directora de teatro, se sentaron a tomar café y conversar. Desde el inicio, sentí cómo mis pensamientos estaban en gran sintonía con los de LaPey. Coincidimos en que la salud depende enormemente de las emociones y que el teatro es un medio maravilloso para expresar, de una manera muy emotiva, inquietudes y datos de suma importancia para el bienestar personal y colectivo. En medio de una fascinante convergencia de ideas sobre arte, sociología, política, biología, fisiología humana, anatomía, farmacología, psicología… LaPey me invitó a ver un ensayo de “A Calzón Quita’o Vol. 2.”
¡Por supuesto! ¡Ahí estaré!
El esperado día, salí en carrera del Hospital San Juan de Dios -donde llevo algunos cursos- para llegar sin prisas al lugar donde sería el “ensayo con público” (debo admitir que me sentía privilegiada por ver tan de cerca un trabajo de semejante calidad).
Llegó la hora de iniciar:pase adelante, siéntese, observe y disfrute. Tome notas.
Depresión y ansiedad, VIH y sexualidad, pornografía y expresión de la masculinidad. ¿Suena familiar? Muchísimo.
Cada día me pregunto qué hacer para que las personas entiendan que debemos hablar sobre las tortuosidades de nuestros cuerpos y nuestras mentes. ¿Cómo lograrlo si, como profesionales en Medicina, hablamos desde el pedestal del “doctorado”, como si fuésemos ajenos a la realidad de la población con sus distintas clases socioeconómicas y conflictos? Raíz Teatro, con su proyecto “A Calzón Quita’o”, tiene la respuesta. Abordan con una sensibilidad entrañable –y gran veracidad- temas que constituyen, precisamente, la matriz de muchas de las consultas médicas de los diferentes grupos sociales y etarios. En cada unipersonal vi reflejados a muchos de los pacientes que he conocido, vi reflejada a mi familia, a mis compañeros y compañeras… me vi a mí misma con mi “paquetito de antidepresivos en la mesita de noche”. (Johanna Madrigal)
Después de ver “A Calzón Quita’o Vol. 2”, siento la necesidad de contarle a todos sobre Raíz Teatro. Como futura profesional en salud, recomiendo vehementemente que estos mensajes lleguen a la mayor cantidad de personas posible. En especial a adolescentes y preadolescentes, que comienzan a adentrarse más intensamente en los misteriosos caminos del autoconocimiento. Recibir la información de estos unipersonales nos ayuda a entendernos como seres con cuerpo, mente y emociones, y a concebir la salud como entidad integral de estos aspectos. De esta forma, vivir cada etapa de la vida con más confianza y calidad.
Agradezco infinitamente al teatro -que al amalgamar tantas manifestaciones artísticas, nos permite llegar tan lejos expresando información puntual y fundamental-, y a todas las personas que investigan y se preparan arduamente para llevar al escenario un trabajo de calidad.
Si desean colaborar de manera valiosa, por favor, compartan esta información.
¡Muchas gracias Raíz Teatro y a todos quienes les apoyan!
Adela Chacón. Estudiante de Medicina

Leave a Reply