¿Por qué hago teatro?

  • Updated

¿Por qué hago teatro?

Hola, soy Katherine LaPey Peytrequín Gómez; directora general y artística de Raíz Teatro. Ya casi cumplo 41 años y soy adicta al estudio. Me encanta estudiar, quizá por eso tengo varias carreras universitarias en mi haber. También me encanta disfrutar cuando hago lo que apasiona.
Soy parte del gran porcentaje de personas que tuvieron que pasar por varias carreras universitarias (Ingeniería Mecánica, Enseñanza del Inglés, Administración Pública) para llegar a conocer la que realmente me apasionaba: Teatro. Una mañana soleada, estaba sentada en el “pretil” de la UCR y apareció una amiga de mi colegio (menor que yo) y me dijo: “Mae Pey, usted sería buenísima en teatro. Debería ir a hacer la prueba de aptitud, en este momento están en inscripción”.
Yo, para ser honesta, no tenía idea que existiera la carrera universitaria en Teatro (Artes Dramáticas, se llama en la Universidad de Costa Rica) pero Susan me dijo aquello, me levanté y me fui a la escuela de Artes Dramáticas a inscribirme. Hice la prueba, la pasé.
No fue fácil. Mi mamá “me echó” (porque fue solo un decir) de la casa, me reclamó por años: “¿Para qué le pagamos un colegio privado? ¡Tan inteligente usted y en eso! ¡Se va a morir de hambre!”. Estuve asustada por un par de años por aquellas palabras de mi madre, que eran las mismiticas palabras de toda la sociedad.
Un gran amigo mío (fraile franciscano), también mi guía espiritual en aquel entonces; me dijo tajante: “Kath, esa es tu carrera, ¿A qué le tenés miedo? Esa es tu carrera, No le hagás caso a lo que digan los demás. Andá al cine con tu mamá a ver Billy Eliot, les va hacer bien a las dos”. Fuimos al cine. La película me hizo muy bien, a mami no: salió odiándola.
Estudiaba dos carreras a la vez, bueno toda mi carrera de Teatro la llevé junto con otra carrera. Primero con Ingeniería, luego con Inglés y por último con Administración. Terminé mi bachillerato en Artes Dramáticas primero. Saqué la Licenciatura y para rematar la felicidad: me quedé trabajando en la Escuela de Teatro de mi Alma Mater.
Ya luego de sacar la Licenciatura en Artes Dramáticas saqué otros títulos (Docencia, Administración Educativa y Bibliotecología); todos mis trabajos están relacionados con el teatro. Y esto, se lo agradezco a la vida cada día. Agradezco hacer teatro en la vida y que la vida me deje hacer teatro.
¿Por qué hago teatro?
Porque el teatro es arte y cultura. Por suerte, cada día se va dejando la nefasta idea que Arte/Cultura es sólo Bellas Artes (pintura, escultura) y Música; y vamos entendiendo, como sociedad, el significado que da la UNESCO de cultura:…la cultura puede considerarse actualmente como el conjunto de los rasgos distintivos, espirituales y materiales, intelectuales y afectivos que caracterizan a una sociedad o un grupo social. Ella engloba, además de las artes y las letras, los modos de vida, los derechos fundamentales al ser humano, los sistemas de valores, las tradiciones y las creencias y que la cultura da al hombre la capacidad de reflexionar sobre sí mismo.” (Conferencia Mundial sobre las Políticas Culturales; México, 1982. Puede ampliarse en www.unesco.org)
Porque el teatro forma e informa. Gracias al arte nuestra sociedad mundial tiene una herramienta para procesos de enseñanza-aprendizaje más inclusivos, senti-pensantes y dinámicos. Gracias al arte, nuestra sociedad mundial tiene a través del teatro, un medio para reflexionar sobre temas sociales, políticos, económicos, del ser humano; entre otros.
Porque el teatro transforma. El arte es revolución. Quienes hacemos teatro revolucionamos cada ensayo, cada función; el espectador también. Una función de teatro nunca es igual a la anterior. Es arte vivo que toca fibras sensibles y neuronas. A través del teatro hay catarsis (efecto purificador que causa cualquier obra de arte en el espectador. Expulsión espontánea o provocada de sustancias nocivas al organismo), a través del teatro hay terapia. Un espectador nunca debería salir de una función de teatro siendo la misma persona que entró.
Porque el teatro hace Fraternidad. De hecho, las Artes Escénicas (Teatro); de todas las artes, es la más viva porque dependemos de los seres humanos para nuestro quehacer. Tanto para realizar nuestro trabajo (ensayos, producciones) como para compartir el resultado (puesta en escena, función de teatro); en ambos casos se requiere de la comunidad, de la fraternidad. Por eso en Raíz Teatro, somos una compañía interdependiente de teatro; y uno de nuestro valores esenciales es la Fraternidad. La fraternidad es la unión y buena correspondencia entre un grupo de personas. Nos encanta compartir nuestro trabajo.
Porque el teatro es investigación. El teatro logra cada día que descubra cosas nuevas. Para hacer teatro, se debe investigar mucho. Me encanta investigar, documentar y compartir toda esa investigación. Para hacer teatro es esencial saberde todo un poco.
Porque el teatro me hizo acercarme a mi. El teatro me haceconocerme mejor. Me hace explorarme siempre, me hace retarme y amarme cada día. El teatro siempre me pone frente a un espejo y me dice: Usted es capaz Pey, es capaz y sí puede.
Katherine LaPey Peytrequín Gómez
Directora General y Artística de Raíz Teatro

Leave a Reply