¿Por qué estudié teatro?

  • Updated

¿Por qué estudié teatro?

La verdad, voy a ser sincera, cuando era pequeña quería ser actriz. Nunca había asistido al teatro pero yo quería llegar a estar en un escenario. Fue en ese momento que decidí entrar en algunos cursos libres de teatro durante las vacaciones escolares para saber si realmente me gustaba. Finalmente, cuando hice la gira universitaria que realizó mi colegio (en décimo año) para ver la oferta académica y me vi en el stand de Artes Dramáticas de la Universidad de Costa Rica. Me llevé el programa de estudio a la casa, el cual aún conservo. Cuando llegó la época de entrar a la Universidad, fui a averiguar de la prueba específica para entrar a la carrera de teatro y bueno… ¡me aceptaron!

Ese fue el inicio. ¿Cuál fue la razón? Hasta ese momento no lo tenía clara. De hecho, algunos detalles nunca los pude tener claros; sobretodo porque no tenía ni 20 años. La razón era sólo un sentir y no algo que pudiera verbalizar.
Me sucedió en algunas ocasiones que, cuando decía que estudiaba – o había estudiado – teatro; me preguntaban: “¿Eso se estudia?”, “¿No sabía que es una carrera?” Pues sí, es una carrera universitaria: 4 años para Bachillerato y 5 años para Licenciatura (como todas las carreras en la Universidad de Costa Rica).
La formación como profesional del teatro permite trabajar en: actuación, dirección, maquillaje, lo técnico en cuanto: luces, sonido, audiovisual; escenografía, vestuario, gestión y producción cultural, locución, dramaturgia (y escritura de guiones), docente en cursos como: Uso y manejo de la voz, Expresión Corporal, Teatro para: niños, jóvenes, adultos mayores; Promotor de la Salud a través del teatro; entre otros. Ser profesional del teatro requiere de: entrega, tiempo, estudio, entrenamiento, investigación, lectura, observación, disciplina y múltiples tareas más para lograr un resultado escénico.
Algunos años después de graduarme; tuve la oportunidad de trabajar con la compañía (a la cual pertenezco actualmente): Raiz Teatro. Es aquí donde logré tener más experiencia como actriz. Además con tener vivencias personales que me llevaron a encontrar razones que me hacen feliz y me llenan.
Hoy puedo decir que el teatro es un arte, un transformador social que llega tanto a quien lo hace como al que lo observa. En el, se reúnen distintas formas de expresión artística: música, vestuario, baile, artistas que interpretan, que dirigen, que escriben. El teatro es una amplia riqueza estética en una sola representación. Para mí hacer teatro es reparador, es terapéutico, es un reto, es algo que me completa, me permite entregar, recibir y sentir.


Leave a Reply