Lecciones aprendidas con el maestro Dubatti

  • Updated

Lecciones aprendidas con el maestro Dubatti

El pasado 3, 4 y 5 de octubre 2018, tuve la oportunidad de participar del seminario El actor y el espectador frente a nuevas teatralidades, con el teatrólogo argentino Jorge Dubatti, en el marco del XI Encuentro Nacional de Teatro en Costa Rica. Hace dos años, Dubatti estuvo en el país como expositor en un evento similar, pero yo no tuve la oportunidad de asistir, así que en esta ocasión estaba realmente entusiasmada por escucharle.
Debo reconocer que no conocía su propuesta sobre nuevas teatralidades y territorialidad, por lo que tuve que poner mucha atención y tomar cientos de apuntes. Sin embargo, quisiera aprovechar este espacio no para referirme a su propuesta tal cual – porque de esa pueden aprender revisando su investigación – si no para compartirles mi experiencia y reflexión a partir de su exposición.
Lo primero que me hizo clic fue una de las preguntas que lanzó: ¿A qué llamamos teatro? Digo, hay mucha teoría al respecto, pero la pregunta va más allá. La verdad es que yo hace rato no me cuestionaba eso y en lugar de darles mi respuesta, les invito mas bien a que se hagan la pregunta ustedes y encuentren la propia.
Segunda reflexión y aunque muy conocida poco practicada: la importancia del artista investigador. Estudiar las teorías ya existentes, debatirlas, generar crisis alrededor de éstas y tener la capacidad de crear nuevas. Como artistas muchas veces nos sobra confianza en lo práctico pero cuanta falta nos hace en lo teórico.
El valor de la emancipación como artistas y espectadores. Y esto, ¿qué es lo que significa? Si buscamos en el Diccionario de la Real Academia Española, una de las posibles definiciones de emancipar es: “Liberarse de cualquier clase de subordinación o dependencia”; pero, ¿de qué exactamente es que debemos liberarnos?; como artistas y espectadores ¿a qué estamos subordinados? Probablemente si intentáramos responder estas preguntas para la totalidad de artistas no acabaríamos nunca, porque cada quien podría tener una respuesta diferente, lo cual es totalmente válido y además de gran significancia.
Para mí, como artista escénica y espectadora a la vez, tiene que ver con ajustarse a las nuevas dinámicas; de lo viejo tomar lo que me sirve y seguir evolucionando; se trata de tener apertura; de mirar con ojos diversos; de escuchar atenta, de establecer vínculos que me permitan una relación convivial con mi entorno y de construir un mundo que no está presente a través de la imaginación.
Estas son mis lecciones aprendidas del maestro Dubatti. ¡Así que les invito a cuestionarse, a investigar y a ser poeisis!
Johanna Madrigal Araya
Artista escénica, productora teatral y gestora cultural.


Leave a Reply