Por un teatro que nutra, como la savia, por la Raíz

  • Updated

Por un teatro que nutra, como la savia, por la Raíz

No todas las personas entienden los motivos que nos llevan a ser artistas; quizá ni yo los comprendo. A mí me basta seguir el corazón inquietante por serlo; estar por un momento en los zapatos de otro; despertarle una emoción, cualquiera que sea, al que observa; pero sobre todo la sensibilidad que el mismo quehacer me genera ante la vida.
Precisamente son esas experiencias, algunas veces tan cercanas que las sentimos en los huesos, otras mucho más lejanas que solo resuenan por el eco de la voz que las vivió, las que nos hacen pensar y reflexionar sobre lo que hacemos.
Es en el escenario que entregamos el alma, el cuerpo y energía. Es ahí en donde compartimos con los compañeros y el público nuestros miedos, el goce, las emociones más amargas y nuestras sanaciones. Es por ello que necesitamos cada vez más de un teatroque nutra nuestro ser, que nos desnude y revuelque las sensaciones, los pensamientos y nos devele como seres humanos; necesitamos un teatro que cumpla su función de entretener, pero que cuestione a la humanidad, al sistema y nos eduque.
Es cuando hablamos de nuestras inquietudes individuales y colectivas que damos el primer paso para trabajar y mejorar lo que hacemos, lo que somos, y en ese sentido el teatro se convierte en una herramienta trasformadora de la vida.
Por eso reconozco la labor que Raíz Teatro ha trazado a lo largo de estos 10 años. Sus proyectos no son más que una necesidad de los artistas que alzan la voz a la vida de una manera firme, sólida y comprometida, con el propósito de que cada espectáculo se convierta en esa savia que nos alimenta y construye como personas, como comunidad.
A su fundadora, LaPey,que emprendió un proyecto, ya hoy consolidado, y que se construyó con esfuerzo, creyendo en la labor digna del actor/actrizmis felicitaciones por hacer que esta agrupación exista a pesar de las dificultades a los que nos enfrentamos a diario desde la autogestión.
Por ahora que el camino continúe, que la Raíz siga abriéndose paso en este transitar porque todavía hay mucho que aprender y compartir. Que cada proyecto fortalezca el arte, el teatro y la vida, solo así sabremos que algo estamos haciendo bien.
Miguel Acuña
Comunicador/Actor




Leave a Reply

This Post Has One Comment

  1. Unknown

    CUANDO EL ARTE CALLA, CALLA LA VIDA…

    En tiempos de altas velocidades y de violencias promocionadas escuchar es un sentido que se ha olvidado poner en ejercicio. La comunicación a través de discursos se diluye en el desierto de la indiferencia. Cuando parece nadie querer escuchar, pasa un artista y nos devuelve la esperanza. Va por el mundo comunicando novedad, utilizando palabras cuando es necesario. Dejando salir desde dentro lo que es, la potencialidad que desborda su existencia y estimulando a la vida que le rodea a recuperar las facultadas creadoras y trasformadoras atrofiadas por la rutina y el desuso.
    Ir por el mundo y comunicar buenas noticias es una tarea muy retadora, muchos sordos en la vereda del camino, y cuando nadie parece escuchar, viene un momento de lucidez “Eureka” y el sabio les habla con arte. Se expresa e invita a los demás a expresarse, a manifestar lo que le pasa, lo que le pasa al otro y nos pasa a muchos como sociedad.
    Desde las desesperanzadas calles de Comayagüela, Honduras, la luz se abre paso a través del arte como la música y el teatro. Jóvenes de la Iglesia acompañados por la espiritualidad franciscana, la fuerza de aquel hombre pequeño por fuera pero grande desde adentro, que inspira a ser testigos del Evangelio manifestando lo que son y esperan. Los espacios de expresión artística muestran un camino desde los instantes de claridad y certezas que invitan a construir un mundo nuevo. Es por ello que ante el fracaso de los esfuerzos institucionales en favor de la justicia y la equidad social se hace más urgente ser más creativo. Como el Santo de Asís, ante un mundo aturdido que adormece, San Francisco les habla con arte; expresa su riqueza interior a través de poemas, escenificaciones, canciones y pinturas. Expresiones que humanizan lo deshumanizado, y comunican en un entorno hostil donde lo irracional se impone y la palabra es silenciada.
    Gracias Teatro Raíz por ser parte de los que plantean un estilo de vida diferente no solo desde la perspectiva del espectáculo, más que eso, desde la óptica del estímulo de la creatividad. Llamar a la imaginación que iluminen otros procesos tan complejos en la sociedad como la espiritualidad, la democracia y la paz.

    Fray Jorge Edgardo Barillas Rodríguez OFMConv.
    Vicario de la Parroquial San Maximiliano Kolbe.
    Colonia San Francisco, Comayagüela, Honduras.